Un Uruguayo soñador

 

DEPIETRI, UN PASADO A RECUPERAR

 

En su soledad, como esperando que no se olviden

En su soledad, como esperando que no se olviden

En 1967  el estado nacional, le devuelve los bienes a Eduardo Depietri que  este mismo estado en 1947, le había confiscado aduciendo una serie de medidas donde lo único que lograba era detener el progreso que ese Uruguayo había vislumbrado.

Finalmente la firma se disuelve y queda pendiente de pago de una indemnización por todo lo destruido y robado, que se hace efectiva en 1975, cinco años después de la muerte de Depietri.

Es en estos años donde se realiza el levantamiento de las vías y la venta de terrenos e instalaciones.

Las viejas locomotoras de trocha angosta

Las viejas locomotoras de trocha angosta

En el alto de la barranca, quedan las instalaciones que alguna vez sirvieron como estación principal para el transporte del cereal y utilizando los elevadores poder embarcarlos. Más allá, la vieja casona familiar, soportando el paso de los años en soledad.Hoy esta es la realidad, pero de esta misma realidad es donde deberemos empezar a construir, revalorizar y sobre todas las cosas, entender que los últimos vestigios de un hombre que buscaba el progreso no deben morir o peor aun ser demolidos.

Este escrito no guarda en su interior un revisionismo histórico de la obra de Eduardo Depietri, dado que ya se han ocupado historiadores locales y del resto del país. Pero si quiere resaltar lo que deberíamos hacer como comunidad,  generando una conciencia colectiva en San Pedro, para que lo que hoy esta abandonado y sin ningún tipo de mantenimiento – dado que los intereses privados, se orientan al lento pero inexorable derrumbe de lo que alguna vez fue un ejemplo de trabajo – , sea salvado y convertido en patrimonio histórico de nuestra querida ciudad.

Creo que es la hora de empezar a trabajar en ello, nuestros legisladores locales, como así también las fuerzas vivas de nuestra ciudad y toda la comunidad de san pedro en pleno, deberíamos buscar las herramientas legales, históricas (estas abundan) y culturales, para que el terreno donde esta aun la vieja casona familiar de Don Eduardo Depietri, pase a convertirse en un centro cultural, donde no solo guarde la historia de este proyecto que por intereses internos y externos no progresó, sino que también sirva para que toda nuestra gente pueda expresarse en lo cultural y social.

Amigos míos, muchas veces me pregunte que podía hacer por mi comunidad ahora que estoy lejos de ella, bueno creo que esta es la primera piedra para construir un puente del pasado al presente, buscar todos juntos que no quede en el olvido la obra de este extraordinario Uruguayo.

Así como ayudamos a nuestras queridas instituciones locales, creo que es la hora de ayudar a esa casona, para que quede como patrimonio histórico de la ciudad de san pedro, salvándola del derrumbe por lógica consecuencia de la falta de mantenimiento, o aun peor, la demolición.

Busquemos y analicemos en conjunto todas las variables para que esto que les propongo se pueda concretar.

Quiero terminar haciendo un pedido claro y preciso a nuestros concejales para que este sueño que tengo como sampedrino se pueda llevar a cabo.

Por eso, como dije anteriormente, deseo que la comunidad toda se involucre en esto, no podemos dejar que una entidad tan importante  como la que mencionara, se termine perdiendo, ya sufrimos muchas perdidas en lo que se refiere al acervo histórico-cultural, no nos quedemos cruzados de brazos y lamentándonos después, es ahora el momento para buscar una solución a lo que yo le llamo “La Villa Depietri”.

Creo que las palabras finales para este escrito son las que volcó tan maravillosamente bien don Américo Piccagli en el Tercer tomo de su obra “Historia documental de San Pedro”, donde dice “…….la obra de este Uruguayo, nacido el 13 de octubre de 1892, es poco conocida y los que la conocen no han llegado a valorarla en su real dimensión. Trabajó siempre por una vida digna con grandeza de alma, alejado de la adulación y del rédito fácil.”

“…Depietri aun está esperando el reconocimiento que se le debe, no tanto por lo que arriesgo y perdió en pro del desarrollo de San Pedro, sino por el empeño que puso en llevar adelante un proyecto económico en el que fueron muchos los que no creyeron y muy pocos los que lo apoyaron…”

 

Sin sus puerta, testigo mudo de un pasado

Sin sus puerta, testigo mudo de un pasado

EN OCTUBRE SE CUMPLIRAN 118 AÑOS DE SU NATALICIO, HONREMOS SU MEMORIA:

 

ES HORA DE CAMBIAR ESTO, ES HORA QUE EL PATRIMONIO DE DON EDUARDO DEPIETRI QUEDE EN MANOS DE SAMPEDRINOS, PARA HACER DE ESTE UN LUGAR DE DIFUSIÓN DE NUESTRO PASADO,  DE LAS VIVENCIAS DE NUESTRO PRESENTE Y LA PROYECCION DE NUESTRO FUTURO.

 

ESTA NOTA FUE PRESENTADA POR MESA DE ENTRADA AL HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE DE NUESTRA CIUDAD EL 22 DE NOVIEMBRE DE 2007, Y CONTO EL AVAL DEL CENTRO DE ESTUDIOS HISTORICOS DE SAN PEDRO. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: